Tiempo de otoño

Tiempo de castañas, de calabazas, de nueces y uvas, de coles, endibias,cardos y escarola, de puerros y mandarinas (que rico su jugo!!!)

Tiempo de lluvias (se suponen…), de días más cortos, de cambios de temperatura y por consiguiente aparecen los primeros resfriados, las primeras molestias relacionadas con el frío y esos cambios.

Es por tanto tiempo de protegerse, de prepararse y de tomar medidas; así que es tiempo de PROPOLEO y de ECHINACEA.

El PROPOLEO es una resina que fabrican las abejas con la finalidad de proteger las colmenas de posibles infecciones bacterianas.

Se ha demostrado por tanto su capacidad antiséptica (antibacteriana y antifúngica) y antiviral. Además popularmente siempre se ha usado como cicatrizante y analgésico.

Una de los aspectos más interesantes es sobre el sistema inmunitario, como estimulante de las defensas naturales del organismo.

Por todo ello, su uso está indicado en afecciones del sistema respiratorio (gripes, faringitis, resfriados, amigdalitis, etc.), del sistema digestivo, urinario o a nivel dermatológico.

La ECHINACEA es sin duda la planta más estudiada y conocida en cuanto a su relación con el sistema inmunológico y su capacidad para ayudar a combatir infecciones.

Su comprobada capacidad, hace de ella un remedio ampliamente usado en el control y tratamiento del resfriado común o la gripe, candidiasis, bronquitis o herpes, además de ser un remedio excelente en el tratamiento de heridas e infecciones externas.

Como siempre, si tenéis interés en saber más acerca de estos suplementos o queréis adquirirlos, podéis acercaros por Plantasana y os asesoraremos con las mejores opciones para incorporarlos en vuestro día a día.

¡Muchas gracias por leernos!